Tucumán: se distribuyeron millonarios fondos sólo a municipios oficialistas

¡COMPARTÍ!
  • Los aportes financieros no reintegrables realizados a unos pocos municipios fueron autorizados sin detallar para qué se usarán.

El Gobierno de la Provincia de Tucumán, a cargo de Osvaldo Jaldo, repartió fondos públicos a algunos municipios, todos oficialistas.

Según informó La Gaceta, con apenas un día de diferencia, el Poder Ejecutivo (PE) creó 12 decretos para girar $ 2.250 millones de fondos no reintegrables para nueve municipios administrados por intendentes oficialistas.

Según información extraída del Boletín Oficial N° 30.376 publicado el 26 de diciembre de 2022, los montos fueron los siguientes :

  • $550 millones a Aguilares
  • $500 millones a Banda del Río Salí
  • $300 millones a Famaillá
  • $215 millones a Burruyacu
  • $180 millones a Alberdi
  • $160 millones a Lules
  • $135 millones a Monteros
  • $ 95 millones para Graneros
  • $ 90 millones para Trancas

Los decretos fueron autorizados por el presidente subrogante de la Legislatura, Regino Amado, y casi ninguno detalla para qué se usarán los fondos repartidos.

Millonaria distribución en 2022

Según informa La Gaceta, el presidente del PJS, quien aspira a encabezar la fórmula gubernamental de JxC en 2023, señaló que la Provincia lleva girado unos $ 20.000 millones de aportes financieros no reintegrables a los municipios en 2022, pero consideró que eso no se tradujo en mejoras en el interior ni en beneficios para los vecinos.

150 decretos en menos de un año

Según las publicaciones del Boletín Oficial, hasta fines de octubre de 2022 se firmaron unos 150 decretos por aportes financieros no reintegrables por más de $14.508 millones. En la mayoría de los documentos casi no se brindan precisiones sobre el destino de los recursos.

Convenio de Asistencia Garantizada

De los 19 municipios que tiene la provincia, 13 se encuentran adheridos al Convenio de Asistencia Garantizada (conocido como “Pacto Fiscal” o “Pacto Social”) nacido durante el alperovichismo (Ley 7.974). 

A través de este instrumento las administraciones municipales ceden lo que les corresponde de la coparticipación nacional y provincial a cambio de que el Ejecutivo les garantice el pago de sueldos y otros gastos. A su vez, la Provincia puede otorgar asistencias -reintegrables o no- a través del Ministerio del Interior para obras u otro tipo de necesidades. 

Además de la Capital, fuera de este acuerdo se encuentran Las Talitas, Trancas, La Cocha, Burruyacu y Graneros.

Un proyecto de ley sin tratamiento

El legislador Walter Berarducci presentó en agosto un proyecto de ley para que se establezcan una serie de pautas objetivas a cumplir para que se lleven a cabo los desembolsos. 

“El espíritu del proyecto es evitar el otorgamiento discrecional, a través de los decretos del Poder Ejecutivo, sin que se acredite la debida utilidad, urgencia y necesidad pública que se satisface a través de dicha concesión. Todo ello con el fin de lograr transparencia y la equidad de distribución, para evitar direccionamientos o favoritismos”, argumentó. 

La iniciativa establece también la exigencia de la debida rendición de cuentas sobre los fondos asignados.

Fuentes: La Gaceta y Vientos Tucumanos

Fotografía: Osvaldo Jaldo, gobernador de Tucumán. Foto: SECP.