Nueva ley de capacitación obligatoria en ética pública

¡COMPARTÍ!
  • Está dirigida a los funcionarios de todas las jerarquías en Chaco, así como para aspirantes a ocupar cargos estatales.

La Cámara de Diputados de la Provincia del Chaco sancionó por unanimidad la Ley Nº 3528-A, por medio de la cual se establece la capacitación obligatoria en la temática de ética pública.

Esta normativa que complementa la Ley Nº 1341-A de Ética y Transparencia está dirigida a todas las personas que se desempeñen en la función pública, en todos sus niveles y jerarquías, y para aquellos aspirantes a ocupar cargos públicos en el sector público provincial. 

Las máximas autoridades de cada organismo serán responsables de garantizar la implementación de la capacitación que comenzará a impartirse dentro del año de la puesta en vigencia de la ley.

Juan José Bergia, diputado del NePAR y autor de la normativa declaró al medio Chaco Día por Día  que “la normativa aporta contenidos relevantes para comprender la dimensión ética de los comportamientos de los funcionarios y empleados públicos, teniendo en cuenta que la Administración Pública debe servir a los ciudadanos respetando códigos de ética y de transparencia”

Índice de transparencia en Chaco

Según los resultados del Índice de Transparencia Presupuestaria Provincial, elaborado por CIPPEC y publicado en 2021, Chaco fue una de las provincias que más desmejoró su índice de transparencia en el país: pasó de un  9,3 en 2019 a un 6,85 en 2020.

De acuerdo a este mismo informe, la disminución estuvo asociada a la menor publicación de documentos clave, como presupuestos plurianuales, ejecuciones de gastos, cuentas de inversión y apertura de tributos recaudados, y a un mayor rezago en la publicación de datos de ejecución presupuestaria, recaudación impositiva, endeudamiento y transferencia a municipios.

Además, en un informe elaborado por la consultora chaqueña Politikon los resultados sobre el Índice de Transparencia Capital (ITC) demuestran que los municipios de la región NEA alcanzaron todos un nivel de “transparencia baja”.

Mirá el índice de acceso a la información elaborado por Ruido