Mendoza: quiénes son los diputados más gastadores y los más austeros

¡COMPARTÍ!
  • Cuántos contratos solicitó cada legislador y cuál es el monto acumulado gastado por cada integrante de la Legislatura.

La planta de personal de la Cámara de Diputados de Mendoza está compuesta por 445 trabajadores, entre los que se encuentran los 48 diputados provinciales, sus asesores y secretarios y el resto de los empleados del cuerpo. 

Pero además, cada legislador suma a su equipo de trabajo contratados. MDZ tuvo acceso a información acerca de la cantidad de contratos que solicitó cada uno de los legisladores y el gasto que llevan realizados en este concepto.

Mediante una solicitud de Acceso a la Información Pública, desde la Cámara Baja aportaron datos que señalan que los diputados provinciales realizaron entre una y cuatro contrataciones cada uno y que el total de los fondos utilizados a mayo para sumar personal extra ha sido de $19.703.451.

Desde la Casa de las Leyes señalaron que todos los contratos son a pedido de cada legislador y que cada desembolso tiene su expediente y justificación, por lo que existe un control estricto de este gasto.

Los más contratadores

Según precisaron desde la Cámara de Diputados, hubo 31 de los integrantes del cuerpo que realizaron dos contrataciones, ocho que hicieron tres y hubo siete que solo realizaron una.

Los más gastadores y los más austeros

Por otra parte, desde la Cámara Baja precisaron que el monto asignado para contratos y viáticos para este 2023 es de $1.400.000 para cada uno de los diputados. Los importes de los contratos declarados por los legisladores van desde los $20.200 hasta los $95.000.

En este sentido, mientras algunos de los representantes de la ciudadanía en la Legislatura ya llevan gastada casi la mitad de ese importe, hay otros que han rendido menos de un 20% del total disponible.

En base a la información aportada por el cuerpo parlamentario, la diputada que acumula un gasto mayor en contratos a mayo de 2023 es la peronista Laura Soto con $760.000. Le siguen el referente del PRO “bullrichista”, Enrique Thomas, con $646.250, y los radicales Sandra Astudillo con $592.000, María José Sanz con $589.000 y Daniel Llaver con $557.500.

En el ránking de los más gastadores continúan Néstor Márquez (FDT-PJ), Adrián Reche (UCR), Edgardo González (FDT-PJ) y Carolina Lencinas (UCR) con $509.200 cada uno. A su vez, Mauricio Torres (UP) y Gisela Valdez (UCR) demandaron $509.088; mientras que Josefina Canale (PRO), Bruno Ceschín (FDT-PJ), Flavia Dalmau (UCR) y Giuliana Diaz (UCR) solicitaron hasta el momento $508.000 cada uno.

Por otro lado, los legisladores más austeros de este año fueron los radicales Daniela García y José Orts con $95.000 solicitados por cada uno.

En el mismo listado también figuran con uno de los  gastos más bajos Guillermo Mosso, con $125.000; Laura “Lula” Balsells Miró, del PRO demarchista, con $175.000; José María Videla Saenz, del Partido Renovador Federal y aliado de Cambia Mendoza, con $200.621 y el peronista Julio Villafañe con $225.000.

A su vez, desde la Cámara de Diputados también aportaron información sobre el gasto en contratos de los legisladores durante 2022, en el que cada uno tuvo una disponibilidad de $900.000.

Nota completa en MDZ

Fotografía: Prensa legislatura de Mendoza