Libertad de expresión: 70% de los países de Latinoamérica presentan casos de censura

¡COMPARTÍ!
  • Organizaciones civiles de 15 países monitorearon el contenido que circula en las redes y cómo se aborda la vigilancia y moderación de los discursos.

Entre las principales amenazas a la libertad de expresión en el continente se destacan los fenómenos asociados a la vigilancia masiva de expresiones ciudadanas en línea por parte de los gobiernos mediante tecnologías de comunicación, seguridad y control.  Asimismo, se reproduce la desinformación y los discursos de odio o la regulación privada de contenidos en las plataformas digitales.

Así se desprende de un informe realizado por la Alianza Regional por la Libre Expresión e Información en el que se analizan los principales desafíos a la libertad de expresión en las plataformas digitales a partir de: la vigilancia masiva, la moderación privada de contenidos y los fenómenos de desinformación y discursos de odio. El estudio se elaboró con la participación de organizaciones de la sociedad civil de 15 países.

Desde la Alianza definieron los ejes a trabajar y confeccionaron un cuestionario que respondieron 18 organizaciones de Argentina, Brasil, Costa Rica, Cuba, El Salvador, Nicaragua, Honduras, Ecuador, Uruguay, México, Venezuela, Bolivia, Paraguay, Colombia y Guatemala.

Vigilancia masiva

En el 70% de los países encontraron casos de censura directa derivados de la vigilancia masiva previa. En esta línea, el 80% de los encuestados confirmaron la adquisición por parte de sus Estados de herramientas de vigilancia y 15% advirtió indicios de dichas prácticas en sus países.

Moderación privada de contenido

Un 60% de los encuestados aseguraron que la moderación privada de contenidos está actualmente en debate en sus países o ya cuentan con avances legislativos en el tema, lo cual indica que no es una problemática que pase desapercibida para los Estados. Según el informe, el rol de las grandes plataformas en esta cuestión genera cada vez más preocupació, dado que moderan los contenidos a través de algoritmos .

Desinformación y discursos de odio

Con el relevamiento pudieron identificar casos de prácticas de desinformación por parte de actores públicos y privados en 12 de los 15 países que formaron parte del estudio. En cuanto a los discursos de odio, en 14 de los 15 países analizados, las organizaciones participantes señalaron como habituales estas prácticas y en 12 afirmaron que es un tema presente en las discusiones públicas de sus países. Asimismo, las organizaciones de 12 países identificaron casos donde el Estado intervino para limitar o censurar estas expresiones de desinformación o discursos de odio.

El informe, inspirado en el artículo 13 de la Convención Americana de Derecho Humanos, fue coordinado este año por uno de los miembros argentinos de la Alianza: la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia (ACIJ). El documento actualiza la situación que enfrenta hoy Latinoamérica en cuanto a la libertad de expresión en línea y las prácticas de censura que se reproducen en el espacio virtual.

La investigación de la ACIJ alerta que, en los últimos años, se han identificado diversas prácticas de vigilancia masiva por parte de los Gobiernos de la región. Entre las prácticas destacan las interferencias de computadoras personales, la piratería de dispositivos móviles, la extracción y explotación de datos por parte de las grandes plataformas digitales, ingeniería social, programas de reconocimiento facial para vigilancia.

Además, identifica algunas prácticas específicas usadas con el objetivo de censurar o limitar discursos en la esfera pública. Así, se recurre al monitoreo de publicaciones en redes sociales o medios digitales que son criminalizados como forma de censura, debido a que los Estados no cuentan con la posibilidad de manipular de forma directa estas plataformas en Internet.