Legislaturas secretas: Tierra del Fuego, tierra de asesores

¡COMPARTÍ!

La vicegobernadora y presidenta de la Legislatura de Tierra del Fuego, Mónica Urquiza (del Movimiento Popular Fueguino o Mopof) cuenta con la facultad de designar discrecionalmente hasta 68 asesores para cumplir distintas funciones dentro del Parlamento fueguino.

Esta es una de las revelacines sobre contrataciones de personal o manejo de fondos en las legislaturas de Argentina, según revela la investigación de Ruido y Poder Ciudadano, «Legislaturas secretas: casi 90% de las provincias ocultan datos«.

En el caso de Tierra bdel Fuego, el artículo del presupuesto legislativo que trata el tema y se replica año tras año, sostiene que “es una atribución de la presidenta (…) la designación de una estructura de personal para desempeñarse en carácter de colaboradores de las distintas áreas de esta Cámara”.

La normativa aclara que la lista de asesores estará compuesta de “4 agentes categoría 24, 38 agentes categoría 23 y 26 agentes categoría 20”, es decir, las de mayor remuneración dentro del escalafón del organismo.

Fuentes legislativas confirmaron a Ruido que, en la práctica, la presidenta distribuye esos nombramientos entre los legisladores, que son los que cada año convalidan el artículo presupuestario.

De esta manera, aunque el presupuesto autoriza 10 asesores por parlamentario (4 categoría 24, 4 categoría 23 y 2 categoría 20) esa cifra se incrementa con las designaciones vía presidencia.

Este y otros artilugios explican que la planta de personal temporario de la legislatura de la provincia sea de 228 personas, mayor a la planta permanente que es de 206.

Los otros asesores de Tierra del Fuego

Sin embargo, por afuera de esa estructura existen otras dos clases de “asesores” que manejan los parlamentarios fueguinos.

Una de ellas es el personal adscripto, que proviene de diferentes reparticiones del Estado. Según un relevamiento al que accedió Ruido, a marzo de 2024 existen 225 personas adscriptas a la legislatura. El bloque del Mopof (aliado del gobernador Gustavo Melella) reúne a la mayoría: 74. Pero Forja (el partido de Melella) tiene 58 y el PJ 54, Somos Fueguinos 20, el Partido Verde 9 y Republicanos (el partido que responde al presidente Javier Milei) 4. Y a ello hay que sumarle otros 6 afectados directamente a la presidenta Urquiza.

La última fuente de “asesores” responde a una denuncia efectuada en 2021 por la exlegisladora Amanda del Corro, quien renunció a su cargo como asesora tras denunciar por supuesta violencia de género al exlegislador Emanuel Trentino, de Forja. 

Del Corro dijo que muchos legisladores “manejan un número de colaboradores que aunque cobran su sueldo como empleados del Poder Ejecutivo, en la práctica trabajan para el legislador”. La exlegisladora precisó que en el caso de Forja, ese listado era de “72 personas”, en el período 2019-2023. La Justicia local desestimó la denuncia de Del Corro por inexistencia de delito y nunca investigó el tema de los asesores.

Otro dato curioso es que los asesores no son sólo potestad de los legisladores. El presupuesto autoriza a que cada secretario de la Cámara (un secretario administrativo y otro legislativo) pueda designar cinco empleados de planta política: 3 categoría 23 y 2 categoría 20.

Con semejante planta de personal, compuesta de 206 empleados de planta permanente, 228 de planta temporaria, 225 adscriptos y un número indeterminado de personal del Poder Ejecutivo (o sea más de 700 personas) es difícil de explicar cómo toda esa gente se las arregla para cumplir funciones en los seis edificios legislativos (5 en Ushuaia y 1 en Río Grande) cuya capacidad estimada es de 300 personas.

Según información oficial, el presupuesto de la Legislatura de Tierra del Fuego para el ejercicio 2024 es de unos $10.500 millones, lo que representa $700 millones por legislador (son 15 en total) y $1750 millones por bloque político (son 6).

El doble y más

El presupuesto (que obedece a una reconducción del año anterior) es más del doble de los gastos proyectados en 2023, que fueron, inicialmente, $4023 millones, y por una resolución complementaria pasaron a ser $4949 millones.

A su vez, el sueldo de cada legislador es de $2,5 millones mensuales producto de la ley 1333 que lo fija como el 90% de la dieta del gobernador (a su vez calculada como seis veces lo que cobra la categoría menor del cuerpo de profesionales del Tribunal de Cuentas).

Sin embargo, como el gobernador decidió retraer su dieta por decreto (es decir que cobra menos de lo que le correspondería por ley) en Tierra del Fuego se produce el despropósito de que los legisladores (y también los jueces y otros funcionarios estatales) ganan más que la máxima autoridad de la provincia.

Una última particularidad la constituye el llamado “ítem desarraigo” que perciben como “adicional” los legisladores que poseen residencia permanente en la ciudad de Río Grande, cuando la sede de la Legislatura está en Ushuaia (a 200 kilómetros de distancia).

En esos casos, a su sueldo de $2,5 millones mensuales se agrega un monto nunca informado oficialmente para destinar al pago del alquiler de una vivienda. Todas cifras exuberantes para una Legislatura que realizó sólo cuatro sesiones ordinarias durante todo 2023. 

Más sobre Legislaturas secretas

Catamarca, con gastos sin control

Río Negro: 40% de la masa salarial, para asesores

Salta, con doble cargo para el hijo del gobernador

San Luis, donde cada legislador “dobla” su salario