La dificultad en el acceso a la información pública fue el principal problema de los periodistas en pandemia

¡COMPARTÍ!
Imágen extraída de Voces en el Fénix
  • Adepa expuso los principales inconvenientes que debieron afrontar los medios de comunicación y los periodistas durante 2020 y 2021.

El principal problema que debieron resolver los periodistas durante la emergencia sanitaria fue el acceso a la información pública, según detalló el informe realizado por Adepa en conjunto con la asociación Infociudadana.

El documento “Transformaciones y aprendizajes de los medios de comunicación iberoamericanos en la pospandemia” evidencia el impacto del Covid-19 en los medios de comunicación y en el ejercicio periodístico de la región.

El estudio se difundió en marzo 2023, en el marco de la 181ª Junta de Directores de la Asociación de Entidades Periodísticas Argentinas (Adepa).

Conclusiones 

  • En la mayoría de los países, los profesionales de medios fueron declarados “trabajadores esenciales”. Sin embargo, esa habilitación no significó que fueran considerados personal de riesgo, ni que fueran considerados prioritarios al momento de las vacunas, aunque producto de su trabajo estuvieran expuestos al Covid-19.
  • Las empresas de medios fueron de las más afectadas producto de la emergencia sanitaria, con una caída de los ingresos que los obligaron a tomar medidas para evitar despidos masivos o cierres. Paradójicamente, la demanda de información de las audiencias tuvo un aumento significativo. Ante esta falta de inversión, varios medios pasaron a operar enteramente como digitales.
  • Ante la generalización de la modalidad de teletrabajo en el sistema de medios a partir de la emergencia sanitaria, se puso de manifiesto la necesidad de contar con las herramientas de conectividad y tecnología apropiadas para que los profesionales pudieran hacer frente a sus rutinas profesionales de manera virtual.
  • Los profesionales de la información debieron enfrentar cuestiones sanitarias y manejar información médica por fuera de lo habitual. Esta necesidad de capacitación fue tomada principalmente por organizaciones no gubernamentales y organismos internacionales, en algunos casos con alianzas con universidades, empresas y medios de comunicación.
  • Más allá de las grandes problemáticas que debieron afrontar, la principal dificultad fue el acceso a la información pública. El retraso en la carga de información sobre casos y cantidad de personas vacunadas fue otra constante. En este contexto, instituciones como John Hopkins o Our World in Data cobraron mayor protagonismo.

Accedé al informe completo