¿Cuán transparente fue el Gobierno con los gastos públicos por emergencia sanitaria?

¡COMPARTÍ!
  • La rendición de cuentas en Argentina fue limitada, según la encuesta de transparencia del International Budget Partnership (IBP) sobre las medidas para enfrentar el Covid-19.

La investigación del IBP analizó las medidas fiscales tomadas por el gobierno nacional en respuesta a la crisis del Covid-19 entre el 1 de marzo y el 30 de septiembre de 2020.

Dentro de estas medidas cobraron protagonismo el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y el Programa de Asistencia al Trabajo, el Empleo y la Producción (AETP) por tratarse de las políticas más importantes en términos de participación en el gasto público. El IFE representó el 75% del total de Gasto Social, y el AETP el 63% del gasto en el sector privado. En conjunto, representaron el 51% del total de las medidas implementadas en respuesta a la crisis con impacto presupuestario.

Sin embargo, según este estudio, la información publicada sobre las estimaciones originales y el impacto en las y los beneficiarios del AETP y el IFE fue escasa. A su vez, la vigilancia por parte del Poder Legislativo y las oportunidades de participación ciudadana en la definición y el monitoreo de dichas políticas, fueron mínimas.

Sólo 4 países de los 120 evaluados tuvieron niveles adecuados de rendición de cuentas y casi la mitad de los gobiernos -entre ellos Argentina- pasaron por alto al Poder Legislativo a la hora de aprobar estas medidas

En el marco de estas variables, la evaluación arrojó que la rendición de cuentas en Argentina fue limitada, al igual que en otros 54 países de los 120 evaluados.

Mirá el informe completo del IBP.