Corrupción: Argentina retrocedió 18 puestos en el ranking mundial

¡COMPARTÍ!

Argentina fue el país de la región que más descendió en el ranking de corrupción mundial elaborado por Transparencia Internacional.

El país sufrió un fuerte deterioro en la percepción de los niveles de corrupción al caer desde el puesto 78 que ocupaba en 2020, al puesto 96 en 2021 -sobre un total de 180 países-, según el último informe elaborado por Transparencia Internacional.

De acuerdo al Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2021, Argentina obtuvo sólo 38 puntos sobre los 100 asignados al país más transparente. Así, con una pérdida de 4 puntos con respecto al año pasado, Argentina fue el país de la región que más retrocedió en la región.

Según Transparencia Internacional, los motivos que explican la caída fueron: “la injerencia del poder político en la justicia que pone en jaque su independencia y consolida la sensación de impunidad en el país. 2021 fue un año también marcado por la falta de integridad durante la pandemia: abusos de poder plasmados en el esquema discrecional de vacunación (Vacunatorio VIP) para funcionarios y allegados, compras y contrataciones poco transparentes, y comportamiento poco ético de los funcionarios públicos”.

Te puede interesar: Compras públicas en pandemia 2021: menos transparencia y siguen las compras directas

Antecedentes

Argentina obtuvo su mayor puntuación en el ranking en 2019, cuando se ubicó en el puesto 66. Es decir, 30 casilleros más arriba que en 2021. En aquel entonces, el país ascendió 19 lugares y obtuvo la mejor performance desde 2012, cuando había obtenido 45 puntos.

En los resultados 2021 del Índice de Corrupción, Argentina obtuvo 4 puntos menos que el 2020 ubicándose por debajo de la media global de 43. En 2020, Argentina había obtenido 42 puntos, en el lugar 78 del ranking.

Te puede interesar: Argentina retrocedió 12 puestos en el ranking de corrupción mundial

El peor desempeño de la Argentina en ese ranking fue en 2015. Ese año, obtuvo sólo 32 puntos, y quedó en el puesto 107 sobre 168 países.

América, paralizada

Según Transparencia Internacional, con una puntuación media de 43 por tercer año consecutivo, los países de América están paralizados en la lucha contra la corrupción.

Este año, América tiene 22 países sin cambios estadísticamente significativos en su lucha contra la corrupción. En los últimos 10 años, sólo Guyana (puntuación IPC: 39) y Paraguay (30) han logrado mejoras significativas.

Venezuela, Haití y Nicaragua, tienen la peor puntuación con 14, 20 y 22 puntos cada uno.

Según el análisis sobre la región, en 2021, América presenció fuertes golpes a la libertad de expresión, prensa y de asociación, derechos civiles y políticos fundamentales para construir democracias saludables y libres de corrupción. 

En países como Brasil (38), Venezuela, El Salvador (34) y Guatemala (25), los gobiernos usaron la intimidación, la difamación, las noticias falsas (fake news) y los ataques directos contra organizaciones de la sociedad civil, periodistas y activistas, incluyendo a quienes luchan contra la corrupción, como mecanismos para desprestigiar y silenciar las voces críticas. En Colombia (39), se evidenciaron graves excesos en el uso de la fuerza policial durante las manifestaciones masivas contra la reforma fiscal que paralizaron al país, así como ataques a los derechos de movilización, participación y la protesta ciudadana.

Los resultados del informe también arrojan que Chile (67) cuenta con la oportunidad única de fortalecer sus instituciones y revertir su estancamiento si incorpora elementos anticorrupción y fortalece el derecho de acceso a la información en la propuesta de una nueva Constitución.

Con una puntuación de 73 Uruguay se consolida como uno de los países con mejor desempeño en la región. Desde Transparencia Internacional transmiten que este país es un ejemplo de cómo la estabilidad y solidez de las instituciones democráticas, donde la independencia del poder judicial y el goce de los derechos fundamentales son claves para que la corrupción no permee las instituciones públicas. 

Metodología

En el caso de Argentina, la medición se hizo en base a ocho encuestas de distintas entidades internacionales: el Índice de Transformación de la Fundación Bertelsmann, las Calificaciones de Riesgo País de Global Insight, el Anuario de Competitividad Mundial del International Institute for Management Development (IMD), The Economist Intelligence Unit Country Ratings, la Guía Internacional de Riesgo País de PRS Group, el Proyecto Variedades de Democracia, el Foro Económico Mundial EOS, y el Índice de Estado de Derecho del Proyecto Justicia Mundial.

Las preguntas se refieren, entre otros aspectos, a la existencia de sobornos, el desvío de fondos públicos, la falta de castigo penal o de protección a los denunciantes, los mecanismos para obtener contratos con el Estado, la prevención de los conflictos de interés por parte de funcionarios y el acceso a información por parte de los ciudadanos a asuntos públicos, entre otros aspectos.

Mirá el informe completo acá