Legislaturas secretas: en Neuquén, nuevo gobierno y viejas polémicas

¡COMPARTÍ!

La transición de gestiones en la Legislatura de Neuquén trajo cambios significativos, ya que el partido Comunidad ganó las elecciones y desplazó al Movimiento Popular Neuquino (MPN) después de 60 años de hegemonía en la provincia. 

Pero tampoco Ruido consiguió respuesta al pedido de acceso a la información.

Esta situación es similar en 9 de cada provincias argentinas, donde se ocultan datos sobre contrataciones de personal o manejo de fondos, según revela la investigación de Ruido y Poder Ciudadano, «Legislaturas secretas: casi 90% de las provincias ocultan datos«.

Favores electorales

En el caso de Neuquén, el cambio de poder se reflejó en las designaciones legislativas, donde se observaron manifestaciones de devolución de favores electorales, y una presencia significativa de familiares y exfuncionarios vinculados estrechamente a la gestión del exgobernador emepenista Omar Gutiérrez.

La propuesta inicial de la vicegobernadora Gloria Ruiz, nueva presidenta de la Legislatura, era que cada diputado contara con tres asesores, pero, debido a presiones de diversos bloques, se acordó aumentar este número a cuatro. 

Exfuncionarios, nuevos trabajos

En el bloque del MPN, ahora opositor, realizaron designaciones que generaron controversias, especialmente por la inclusión de exfuncionarios que continuarán trabajando para el Estado desde estos nuevos puestos.

Se destacan casos como el de la ex legisladora provincial Lorena Abdala y el exministro de Turismo, Sandro Badilla, quien también había incursionado como candidato a diputado nacional, aunque sin lograr el escaño. Gerardo Gutiérrez,  hermano del exgobernador, solicitó por su parte la designación de la exministra de Niñez, Sofía Sanucci, y de otro hermano de Omar Gutiérrez, Pablo Gutiérrez Colantuono, quien anteriormente había estado a cargo del Copade (Consejo de Planificación y Acción para el Desarrollo). 

Estos nombramientos abrieron interrogantes sobre posibles abusos  y nepotismo. Además, el exjefe comunal del MPN, Gabriel Alamo, solicitó el ingreso como asesora de la Cámara de la ex subsecretaria de Juventud de la provincia, Natalia Garay.

No se advierten esfuerzos de la nueva gestión para transparentar los mecanismos de designación.

En conclusión, la falta de regulaciones específicas que aborden estas situaciones deja margen para interpretaciones diversas, y plantea un desafío para la nueva gestión en términos de gobernabilidad, integridad pública y legitimidad institucional en la provincia. 

Más sobre Legislaturas secretas

Buenos Aires, donde hasta a la justicia se le retacea información

CABA, sin datos concretos

Catamarca, con gastos sin control